Búsquedas

(Al Ing. Alejandro Cadaval) ¡Dondequiera que estés!

El libro que marcó mi adolescencia fue Siddhartha, de Hermann Hesse, me identifiqué con la búsqueda obsesiva y el ascetismo del personaje, incluso llegue a ayunar 24 días seguidos en los que sólo bebí agua, kaliolite (una sal de potasio indispensable para garantizar el funcionamiento neurológico) y un poco de miel, la cual era un festín. Por esa época me enteré de que el azúcar era una droga muy potente en la edad media, tan fuerte como la actual cocaína, si quieres verificarlo te invito a ayunar cuatro días y después meterte una cucharadita de azúcar refinada, ¡ahí me cuentas el pasón!

Cursé una materia que se llamó Recursos y Necesidades de México, el Ingeniero Alejandro Cadaval calificaba de acuerdo con el número de días que se habían aguantado en completo ayuno, era bien fácil descubrir si alguien mentía porque las manos se mantienen frías después del tercer día en que no se ha comido, así que el saludo de mano al inicio de la clase era obligatorio, nuestro profe decía que también se notaba lo cristalino de la mirada, vista diamantina del ayunante, como la de los niños, decía. El maestro nos aseguraba que un ayuno podía curar el cáncer. ¡Nadie creyó evidentemente que un ingeniero civil tuviera el remedio al desorden en el crecimiento celular, pero hace unas semanas leí en la revista científica que efectivamente, el ayuno ayudaba a resistir las sesiones de irradiación en los tratamientos oncológicos, Lizzia et al., 2008 ; Alejandro estaría muy contento de oír la ratificación parcial de su doctrina. Desafortunadamente nuestro mentor murió hace unos años; yo creo que él está vivo y que fingió su muerte, estoy convencido de que en alguna aldea está casado con una linda jovencita 40 años menor que él ¡Ojala!

Volviendo a lo del libro, todo en él era fascinante, hasta me imagine tener un cuate que se parecía a Govinda, lo único que no me gustó fue el final de la novela. Siddhartha termina, tras una vida de disciplina y búsqueda espiritual, viviendo en una choza a la orilla de un río, moviendo una balsa, ayudando a eventuales viajeros que necesitan pasar de un lado a otro del embalse. Yo no me conformaría con eso, yo quise viajar, conocer el mundo, hablar otras lenguas, ver a través de otros colores y mirarlo todo desde otras perspectivas.

Ahora, 15 años después, entiendo el final del libro de H.H. Yo tenía una choza, la vida fluía apaciblemente junto de ella, tenía todo para gozarla, todo me fue dado como regalo divino, no tenía que moverme, con una excepción: no tenía tranquilidad de espíritu, mi sangre contenía muchos remolinos. Aun no me siento equilibrado, mi vida todavía está fuera de balance, como dirían los Hopis. Ahora anhelo volver a la casa de donde partí.

Hace poco estaba presto a envolver mi colección de filtros y reunirme con los míos, pero me agarró un mareo, una angustia, un presentimiento. -¿Estaré huyendo de otro río, existirá la casa de antaño tan sólo en mi recuerdo, no he aprendido a tener sosiego, no corre un río también aquí, será que mi maestro sigue buscando, de eso se tratará, de buscar y no de encontrar?

Xotlatzin >
jueves 17 de abril de 2008; 23:15 hrs.

Advertisements

2 Responses to “Búsquedas”

  1. Armida Leticia Says:

    ¡Magnífica reflexión Xotla!

    Yo leí ese libro allá por los años 70’s.

    Saludos.

  2. Xotlatzin Says:

    Gracias Armida,

    Como que se antoja desempolvar los libros ¿no? A veces pasa (como con otras cosas del ayer), que cuando los vuelves a leer te das cuenta de que su belleza sólo es posible en el pasado y de que en la actualidad han perdido el encanto.

    También puede ser que a través del tiempo el objeto añorado goce de una idealización que al ser comparada con el objeto real produzca una descarga violenta de desencanto.

    La última opción (mi favorita) es que la relectura siempre nos da la oportunidad de percibir aspectos que no apreciamos en la primera lectura.

    Saludos,
    Xotla.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: