El insecto más letal


Pregunta de diciembre de 2005 (hecha por la escuela primaria Claygate, escogida y contestada por Eleanor Wake).

¿Cuál fue el insecto más letal en México en tiempos prehispánicos?



Nota tomada de (y traducida para) Mexicolore.

La araña “tequani tocatl” (Códice Florentino, libro 11).

Las descripciones de insectos proporcionadas por los informantes de Fray Bernardino de Sahagún señalan una araña pequeña y negra con un abdomen rojo-chile como la más letal. Su nombre náhuatl es simplemente “tequani tocatl” (araña venenosa), aunque algunas veces es conocida como “tzintlatlauhqui” (negra con puntos rojos). Una especie que vive en el “país frío”, es decir en las tierras elevadas y templadas, su picadura produce tal dolor que su víctima se revuelca. Estamos seguros que el veneno de la araña no mataría a un hombre, pero el dolor ardiente es incurable. “Corazón y cuerpo arden. El picado sale gritando, como si lo siguieran quemando”. (Códice Florentino, Libro 11).

Aliviando el dolor del veneno arácnido (Códice Florentino, Libro 11).

Los doctores aztecas intentaban calmar el dolor chupando la picadura (para remover el veneno) así como sobando y bañando al paciente. Si el picado tenía dificultades respiratorias le daban una bebida (alcohólica) fermentada extraída de la penca del maguey llamada “octli” (pulque). No obstante que los aztecas tenían consciencia del peligro que la araña representaba, ellos usaban el veneno como un ungüento externo que aplicaban como cura medicinal directamente sobre pústulas cutáneas y en las articulaciones hinchadas causadas por la gota para contrarrestar el dolor.

Un encuentro con el escarabajo “pinauiztli” (Códice Florentino, Libro 11).

El segundo insecto más mortal era el escarabajo anaranjado-rojizo “pinauiztli”, literalmente el escarabajo “avergüenzo a alguien”. El padre Sahagún lo describió como una clase de cucaracha del tamaño de un ratón pequeño. Lo conocemos mejor como mayate o “escarabajos de mayo” (género Melolontha, familia Scarabaeidae). Aunque no son venenosos, eran mortales porque su presencia se interpretaba como un agüero de la muerte. Al encontrarse con un pinauiztli, la gente creía que algo vergonzoso los afligiría, y que tal vez llegarían a perecer en consecuencia. Si el escarabajo entraba en la casa de alguien, era una señal que se aproximaba la enfermedad o de que habría un encuentro con una persona mala que los haría apenarse. Para saber lo que les esperaba, pintaban una cruz en el suelo, la cual representaba los cuatro puntos cardinales, ponían al escarabajo en el centro y si el insecto se movía con dirección al norte, la dirección del Reino de la Muerte o Mictlán, entonces sabían que morirían, si se movía en cualquier otra dirección lo interpretaban como que el motivo de su aparición sería menos severa. Otra forma de adivinar las consecuencias del encuentro con el escarabajo era amarrarlo con un cabello y colgarlo durante la noche, si había desaparecido al amanecer entonces sabían que lo peor estaba por venir (Códice Florentino, Libro 5).

El escarabajo “pinauiztli” representado en una manta ritual para realizar ceremonias relacionadas con el Señor de la Muerte (Códice Magliabechiano).



Melolontha Scarabaeidae; foto tomada de Wikipedia.

Es claro que entre la gente común, la presencia indeseada del insecto era considerada como un presagio más que como una superstición; su apariencia repulsiva, por ejemplo en los Códices Tudela, se asocia también con la acción de avergonzar o insultar. Se entiende el papel que los escarabajos tenían entre los artefactos rituales del tonalamatl (calendario sagrado de 260 días), al leer una pequeña anotación en español sobre tal documento, pero también con los informantes de Sahagún; así pues, una persona nacida bajo el signo uno venado sería un guerrero bravo y valiente del rango de los jefes: “Nada lo derrotará; no vivirá humillado, de ninguna parte huirá durante la batalla” (Códice Florentino, Libro 4). Podríamos deducir entonces que entre los pronósticos fatales que traía la presencia del “pinauiztli” era la muerte cobarde en pleno combate, algo vergonzoso no sólo para la familia guerrera, pero posiblemente también para el ejército azteca. Por lo que para el guerrero azteca el encuentro con un escarabajo debió de ser aún más pavoroso que el encuentro con la pequeña araña “tequani tocatl”.

El escarabajo “pinauiztli” dibujado en una manta ritual (Códice Tudela).

Las fuentes no explican el por qué el escarabajo “pinauiztli” era considerado un agüero de muerte cobarde, pero al igual que con la mayoría de las metáforas, los aztecas se valían de diversos animales para describirse a sí mismos, tal vez el comportamiento del escarabajo explique su metáfora, ya que el insecto, al confrontar a una persona lo hace volando directamente a la cabeza del atacado a la vez que le zumba; en otras palabras, como los valientes guerreros aztecas, el “pinauiztli” nunca se retiraba tampoco, el cobarde sería aquel que tratara de huir de la agresión.

El escarabajo “pinauiztli” entre los artefactos rituales asociados con el día uno venado.

Referencias

  • Codex Borbonicus. Graz: Akademische Druck- und Verlagsanstalt, 1974 (facsimile).
  • Codex Magliabechiano. The Book of the Life of the Ancient Mexicans. Reproduced in facsimile with introduction, translation and commentary by Zeila Nuttall, 1903. Berkeley: University of California Press, 1983.
  • Codex Tudela. José Tudela de la Orden (ed.), Códice Tudela. Madrid: Ediciones Cultura Hispánica, 1980 (facsimile).
  • Florentine Codex. A.J.O. Anderson and C.E. Dibble, Fray Bernardino de Sahagún. Florentine Codex. General History of the Things of New Spain. Salt Lake City: The University of Utah Press, 1953-1982 (12 vols.)
  • Florentine Codex. Ms 218-20 of the Palatine Collection, Biblioteca Medicea Laurenziana, Florence, published in facsimile by the Archivo General de la Nación, México, 1982.
  • Fray Bernardino de Sahagún, Historia de las cosas de Nueva España, Angel María Garibay K. (ed.). México: Porrúa, (4 vols.), 1981.


Nota traducida por Xotlatzin >
el 28 de noviembre de 2007.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: