Archive for March, 2008

Cuetzpallin

March 27, 2008

El problema, aunque no sé si pueda llamársele así, es que me parece que nací con un reloj de iguana. Xotlatzin (1997), en Confesiones Íntimas.

Una amiga que se llamó, o se llama, Eufemia, se quedó algunos meses en mi cuarto sin decir una palabra, era de sangre fría por supuesto. La tenía que forzar a comer, pues cuando se sumía en reflexiones era imposible volverla de su trance, entonces la sacaba al sol y esperaba a que abriera la boca para refrescarse, era cuando la atragantaba con mango o papaya y ella se convulsionaba, parecía que su alimento fuera de otra naturaleza, que sus ojos idos miraran sólo hacia sus adentros; yo creo que sus ojos no eran de ella, que pertenecían al mundo y que cualquiera que se diera cuenta podía escudriñar a través de ellos. Yo me vestía siempre con su piel de escamas.

Un día desperté sorprendido porque todo tenía una pátina inusual, el café era café y yo estaba feliz de que lo fuera, mi compañera me miraba con su vista ciega, yo estaba francamente absorto en sus ojos amarillos hasta quedar suspendido en un mundo atemporal, no era estático, pero en nuestra percepción pasaba todo de manera tan lenta que creí que todos morirían prematuramente, aspiré tres veces y un amigo tuvo dos hijos, ya nadie me reconoció.

Quise matar a mi compañera y romper la membrana que me aislaba de la corriente que no me arrastraba, Eufemia movió la cabeza y en lo que duró su único parpadeo descubrí que era una simple iguana ordinaria de color cemento fraguado, imbécil por el embrutecedor efecto que tiene para los reptiles el clima frío y la altitud del Anáhuac.

Regalé a Eufemia a una señora costeña y me olvidé del asunto, un año fatigoso que me pareció un siglo me arrastró en sus vértigos e ilusiones, en sus sentidos y en sus euforias.

Un día desperté sorprendido porque no me importó que el café fuera café, nada tenía matiz, todo era acartonado, como si el mundo se pintara de la piel de Eufemia, el niño de la facultad nunca volvió a ser niño, una roca de 3000 años me pareció increíblemente ordinaria, el viento me calcó la cara de soplos fríos y secos que bajaban de la montaña. Creo que de eso se alimentaba mi amiga la iguana.

Paladee la tarde con sus rojizas ráfagas, oí tambores milenarios grabados en mis torrentes capilares, manché de obsidiana el disco del poniente y se sonrojó la luna, me enamoré de esa noche que me murmuraba.

Los tonos de la tarde encendieron la cordillera de mi cuenca, era el lomo de otra iguana el que me enrollaba, el que me aspiraba y de mí se alimentaba.

Xotlatzin >
1 de agosto de 1997; 22:01 hrs.
Modificado el 26 de marzo de 2008; 20:58 hrs.

Tierra-01 (Ce Tlalli)

March 26, 2008

Desconozco tu explosión creadora, tus celosas leyes, tus eslabones evolutivos; no sé el valor de tus constantes ni la densidad de tu motivo.

No sabes que veo universos en serie paridos, cristalinos, sonoros, reflexivos, que encuentro en mis adentros siglos comprimidos.

Te pregunto si hay razón de haber nacido, de pertenecer al plan maestro, de ser un todo sólo por mí presentido, si debo nadar en el líquido de tiempo torcido, si el digerir realidades sin sentido me ha de reconciliar contigo, pedazo ajeno, cadena de genes robustecidos, pelota hilada de infinito, ánima que encarna en el primer chillido.

Xotlatzin >< :>

30 de julio de 1997; 02:02 hrs.

modificado el martes 25 de marzo de 2008; 11:02 hrs.

Estupidez revolucionaria contra liberalismo

March 23, 2008

“El Catalán” nos comparte sus apreciaciones sobre los jóvenes de nacionalidad mexicana que se salpicaron con una bandera muy impregnada de sangre, la de la guerrilla colombiana. ¿Sería curiosidad académica, lealtad a enmascarados, estupidez, alguien sabe?

Nota: Cualquier comentario será contestado por “El Catalán”, autor de esta entrada. Xotlatzin se mantendrá sin tomar partido al respecto, atendiendo al principio de hospitalidad que se le debe a un colaborador invitado.

Estupidez revolucionaria contra liberalismo

Lo que toca hoy es el fallecimiento de unos jóvenes a los cuales se les ha querido proteger haciendo uso de la fortaleza y de la nobleza de la UNAM, muchachos que cayeron víctimas de un ataque colombiano mientras estaban alojados en un campamento guerrillero de las FARC. Ante todo mi más sentido pésame a sus deudos.

Mi pregunta es ¿Qué estaban haciendo esos jóvenes ahí? No voy a pretender insinuar que eran guerrilleros… sobretodo porque sus padres y los sempiternos intelectuales izquierdistas han demostrado ser muy quisquillosos en el plano legal. Lo que esos padres e intelectuales olvidan es que para ser terrorista no es necesario empuñar un arma… con prestar apoyo político y económico es suficiente para calificar. Es por eso que esos mismos intelectuales hablaban del “terrorismo de EEUU” cuando ese país apoyaba a la contra nicaragüense… tampoco esperarán que nos creamos que “estaban estudiando las canciones favoritas de los guerrilleros de las FARC”… para eso existe Internet, por cierto el método que utilizan los terroristas para comunicarse con Hugo Chávez…

Lo que todos coinciden en afirmar es que esos jóvenes eran “luchadores sociales”. Es decir, no les gustaba mucho el capitalismo ni el liberalismo… se pirraban más por grupos de secuestradores, asesinos y narcotraficantes.

¿Y por qué no? Esos jóvenes contaban con muchos apoyos familiares y universitarios… aunque llega una edad en que cada uno es responsable de sus propios actos. Me podría explayar en el “izquierdismo de ciertos sectores de la UNAM” pero no me da la gana. Me interesa más centrarme en el antiliberalismo de la sociedad mexicana en general. El liberalismo no solo tiene enemigos a su izquierda, sino también a su derecha.

Creo que toda la izquierda es por definición antiliberal. Marx utilizó el truco de decir que el capitalista no era el malo, sino que era víctima de su capital. Los mismos marxistas al cabo de pocos años se dejaron de tonterías y empezaron a denominar a los capitalistas como “degenerados burgueses” y a aplicarles la medicina del jarabe de palo con las consecuencias por todos conocidas.

En cuanto a la izquierda no marxista o “moderna” (la de España y Brasil) tiene la manía de meter su mano en el bolsillo de los ricos y no tan ricos y gastarse su lana en tonterías. Eso muchos lo llamamos “síndrome de Robin Hood”. Ellos lo llaman “doctrina de Keynes” o “keynesianismo”. Ojo, yo no digo que meter la manos en el bolsillo de los ricos esté mal… se puede hacer SOLAMENTE en caso de crisis económicas y para reactivar la economía productiva, no para dar “cheques-bebé”. Si la gente tiene buenos trabajos y apartamentos ya tendrán bebés si quieren…

En cuanto a la derecha, puede ser más antiliberal que la izquierda. La Iglesia Católica hace poco ha definido como pecado social “la riqueza extrema”. La propia Iglesia está en pecado, porque es la segunda organización con más bienes inmuebles en el mundo (la primera es Mc Donald’s). Lo que no entiendo es por qué crear nuevos pecados si uno de los dogmas prácticos de la Iglesia es que el “liberalismo es pecado”. Si pensar en hacerse rico es de por sí pecaminoso ya no hace falta rechazar los efectos económicos de tan pernicioso pensamiento. Otros campeones de la derecha no se puede decir que tampoco hayan sido muy liberales… estoy pensando en Franco y sus años de autarquía o su prohibición de que los apartamentos no se pudiesen alquilar por más de dos mil pesetas al mes…

Tenemos pues a una juventud apoyada por amplios sectores de la izquierda y derecha, una juventud que prefiere unirse a bandas terroristas a convertirse en una juventud productiva. El analista Carlos Mota insinuó precisamente eso, que quizás era mejor estudiar una maestría en administración de empresas que unirse a una banda terrorista. Las reacciones furibundas a su artículo no se hicieron esperar, por los propios familiares de los jóvenes y por la Jornada (por cierto, su edición digital está publicada ¡oh, casualidad! en la UNAM).

Uno no puede evitar pensar, empero, que quizás hubiese sido mejor que esos jóvenes tan brillantes intelectualmente -máximas calificaciones, ojo- se hubiesen encargado de sus propios asuntos antes de ir a hacer el burro en una narcoguerrilla especializada en secuestros. Así es como pensaría un liberal como Adam Smith (1723 – 1790). No tengo los suficientes conocimientos para resumir la obra de ese filósofo y economista genial. Solo quiero traer a colación un párrafo de su obra La Riqueza de las Naciones:

No esperamos nuestra cena de la benevolencia del carnicero, el cervecero o el panadero, sino del cuidado que pongan en sus propios intereses. No apelamos a su humanidad sino a su egoísmo y nunca les hablamos de nuestras necesidades sino de sus beneficios.

¿Estoy insinuando entonces que es mejor que la juventud mexicana sea egoísta a que sea “idealista”? Pues sí, estoy insinuando precisamente eso. No voy a hacer en esta nota apología del liberalismo. Solo pregúntense si quieren llegar a ser un país como Estados Unidos o un país como Cuba. En lo personal nunca he visto a un revolucionario emigrar a Cuba, pero sí he visto a muchos con pantalones gringos de las mejores marcas y con sus IPods. Por cierto, me encanta el chándal Adidas de Fidel Castro. ¿Y a ustedes no?… incluso en las revoluciones más estúpidas asoma el liberalismo.

El Catalán.

domingo 23 de marzo de 2008; 12:54 hrs.

Calexico: "Crosseyed and painless" (en vivo)

March 17, 2008

Lost my shape-trying to act casual!
Cant stop-i might end up in the hospital
Im changing my shape-i feel like an accident
Theyre back!-to explain their experience

Isnt it weird/looks too obscure to me
Wasting away/and that was their policy

Im ready to leave-i push the fact in front of me
Facts lost-facts are never what they seem to be
Nothing there!-no information left of any kind
Lifting my head-looking for danger signs

There was a line/there was a formula
Sharp as a knife/facts cut a hole in us
There was a line/there was a forula
Sharp as a knife/facts cut a hole in us

Im still waiting…Im still waiting…Im still waiting…
Im still waiting…Im still waiting…Im still waiting…
Im still waiting…Im still waiting…
The feeling returns/whenever we close out eyes
Lifting my head/looking around inside

The island of doubt-its like the taste of medicine
Working by hindsight-got the message from the oxygen
Making a list-find the cost of opportunity
Doing it right-facts are useless in emergencies

The feeling returns/whenever we close out eyes
Lifting my head/looking around inside.

Facts are simple and facts are straight
Facts are lazy and facts are late
Facts all come with points of view
Facts dont do what I want them to
Facts just twist the truth around
Facts are living turned inside out
Facts are getting the best of them
Facts are nothing on the face of things
Facts dont stain the furniture
Facts go out and slam the door
Facts are written all over your face
Facts continue to change their shape

Im still waiting…Im still waiting…Im still waiting…
Im still waiting…Im still waiting…Im still waiting…
Im still waiting…Im still waiting…

The Talking Heads

¡Gracias Ché!

March 17, 2008

Cuando le pregunté, hace muchos años a mi padre: – ¿qué es la poesía? Él tomó un librito azul del tamaño de la palma de su mano, lo había puesto en su librero unos ocho años antes, salimos al pasillo soleado de la casa y me leyó lo siguiente:

ODILON REDON

Mientras se cuelan los días y crece la hierba

y se filtran los ríos

aprende a quedarte quieto.

No corras porque no hay puerta que abrir

ni bosque que atravesar.

No hay espuma dorada para adorno de tu cabeza

ni mantos de luna ni monedas que repartir

ni coronas para los muros de tu casa.

Quédate quieto, aprende a vivir en soledad

y mira bien los tesoros que tienes a tu alcance:

la taza de café oloroso que te llevas a la boca,

tus zapatos para ir a encontrarte con los tres o cuatro

seres que amas, el sol en la ventana, tu salud,

tu soledad, para pensar, para sentir, para realizar

y resolver el acertijo.

Mondragón, Sergio, 1969, El Aprendiz de brujo: México, D. F., Siglo XXI.

¡Comprendí y al instante quedé inoculado!

Mi padre lo sabía.

Conferencia sobre Tezcatlipoca

March 12, 2008

El sábado 26 de Noviembre de 2005 en el Colegio londinense “Birkbeck”, en Londres, Inglaterra, se llevó a cabo el primer simposio internacional sobre el gran creador, el Dios Tezcatlipoca.

Nota tomada de (y traducida para) Mexicolore.

Algunas de las características más importantes del gran Dios Creador Azteca Tezcatlipoca son: el famosos espejo humeante, el pie perdido (quemado), el pectoral circular denominado “anahuatl”, la flecha perforando Su Nariz….

Urna funeraria con la imagen de Tezcatlipoca encontrada cerca de Toluca; ahora exhibida en el Museo del Templo Mayor de la ciudad de México.

Los ponentes invitados incluyeron a Henry B. Nicholson y Cecelia Klein (Universidad de California, Los Angeles), Eduardo Matos Moctezuma (Instituto Nacional de Antropología e Historia, México), Guilheim Olivier (Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM, México), Emily Umberger (Universidad Estatal de Arizona), Elizabeth Baquedano (Colegio Birkbeck, Universidad de Londres), Colin McEwan, Caroline Cartwright, Andrew Middleton, Rebecca Stacey (Museo Británico), Juan José Batalla (Universidad Complutense, Madrid), y Susan Milbrath (Museo de Historia Natural de Florida).

El simposio abrió con una presentación del profesor Henry B. Nicholson, quien situó el evento en el marco de nuestro conocimiento sobre la cultura azteca (como él mismo lo señaló, “el término azteca es un término inadecuado con el cual hacemos referencia al período pos-clásico tardío: los aztecas se llamaban a sí mismos los “Tenochca-Tlatelolca-Colhua-Mexica”, o simplemente “Mexica” en una forma abreviada). El profesor Nicholson le recordó a la audiencia algunas características de Tezcatlipoca: omnipotente, viril, abastecedor del arte, oscuridad, jaguar, poder total, Júpiter, mezclado con Ometeotl en el cielo supremo. ‘toda creatura carecía de poder ante Él’.

Máscara de Tezcatlipoca, hecha de turquesa y obsidiana, utilizando como base una calavera humana: el esqueleto pertenecía a un hombre de 30 años de edad. Departamento de Ciencia del Museo Británico.

… en el simposio internacional sobre Tezcatlipoca, realizado en noviembre de 2005 en Londres, Inglaterra, el profesor Juan José Batalla propuso un símbolo característico adicional de Tezcatlipoca: el “ezpitzal” (un soplo de sangre). El ezpitzal no está presente en la famosa representación de Tezcatlipoca en el Códice Borgia (ver la foto principal superior), pero el profesor Juan José Batalla (un miembro de nuestro panel de expertos y una autoridad mundial en códices provenientes del centro de México) ha encontrado 24 ejemplos del ezpitzal en representaciones de Tezcatlipoca en un estudio meticuloso del códice Borbónico (ahora en Paris).

La palabra náhuatl “ezpitzal” deriva aparentemente de eztli, sangre, y pitza (soplar, como en tocar una flauta); de aquí que expertos como Ángel María Garibay y Miguel León Portilla traduzcan “ezpitzal” como “soplo de sangre” o “ráfaga de sangre”. El profesor Batalla mencionó que aunque la etimología del término es dudosa, la interpretación hecha por Oliver (2004) de una expresión relacionada a la ira, cólera y discordia que Tezcatlipoca producía en las personas, podría ser también viable. Salvador Matos Higuera llama al ezpitzal “chalchiuhueztli” o símbolo de sangre con gran valor.

Representación de Tepeyollotl-Tezcatlipoca en el Códice Borbónico (1974: 3).

El más claro ejemplo del ezpitzal, relacionado con Tezcatlipoca en el Códice Borbónico, está en el cuadro mayor de la trecena 3, donde Tepeyollotl o Tepeyolohtli – Tezcatlipoca (Corazón de la Montaña) tiene sobre la cabeza un enorme chorro de sangre en cuyo interior flota un corazón, el cauce principal se expande en seis regueros de “chalchihuatl” o líquido valioso que terminan con una piedra preciosa. El atributo “Corazón de la Montaña” representa quizás las voces de cuevas y de montañas, es decir, los ecos.


Tezcatlipoca como patrono del mes Tlaxochimaco-Miccailhuitl en el Códice Tudela (2002:fol. 19r).

La imagen de Tezcatlipoca con el ezpitzal, contenida en el folio 19r del Códice Tudela (dibujado después de la conquista), muestra a la deidad como patrono del mes Tlaxochimaco-Miccailhuitl. En este caso el ezpitzal muestra la sangre expandiendo sus regueros no solo al frente sino a la parte superior. Además, en lugar de los tres chorros finalizados en piedras preciosas se encuentran pintados un total de cinco. De hecho, éste ezpitzal es más parecido iconográficamente al que presenta el Tepeyollotl del Códice Borbónico, el tlacuilo (artista) parece haber preservado el significado prehispánico tradicional en su representación del ezpitzal.


Códice Borbónico, p.3.

En la figura de Tepeyollotl se observa un espejo humeante “tezcatlipoca” bajo uno de sus pies (y otro más estilizado sobre su cabeza), y el pectoral circular (hecho de un aro de concha blanca atado por cintas rojas de piel) “anáhuatl” sobre su pecho. Tepeyollotl está acompañado por Quetzalcóatl en la parte derecha del cuadro. En la pintura se aprecian dos símbolos adicionales de corazones más el escarabajo “pinauiztli” descrito por la doctora Eleanor Wake.


Painal en el Códice Florentino (1979 I: fol. 10r).

El profesor Batalla está convencido de que el “ezpitzal” es un atributo prehispánico propio de Tezcatlipoca, el investigador mostró claramente, haciendo uso de ilustraciones de diversos códices, cómo a través de los años el símbolo gradualmente fue perdiendo sus características distintivas y cómo los escribas posteriores a la conquista empezaron a perder algo de su conocimiento especializado heredado de tiempos prehispánicos. Para cuando se creó el Códice Florentino, el ezpitzal (mostrado en la frente del dios Painal) apenas se reconoce…

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA:

BATALLA ROSADO, Juan José (1992) El arte de escribir en Mesoamérica: el Códice Borbónico. Memoria de Licenciatura. 2 volúmenes. Universidad Complutense, Madrid.

– (1993a) “Los Tlacuiloque del Códice Borbónico. Análisis iconográfico de los signos calendáricos”. Estudios de Historia Social y Económica de América nº 10: 9-24, Alcalá de Henares.

– (1993b) “La perspectiva Indígena Prehispánica y el Códice Borbónico: página 31-escena central”. Revista Española de Antropología Americana 23: 113-134, Madrid.

– (1994a) “Datación del Códice Borbónico a partir del análisis iconográfico de la representación de la sangre”. Revista Española de Antropología Americana nº 24: 47-74, Madrid.

– (1994b) “Los tlacuiloque del Códice Borbónico: una aproximación a su número y estilo”. Journal de la Société des Américanistes nº 80: 47-72, París.

– (1994c) “Teorías sobre el origen colonial del Códice Borbónico”. Cuadernos Prehispánicos nº 15: 5-42, Valladolid.

– (2002) El Códice Tudela y el Grupo Magliabechiano: la tradición medieval europea de copia de códices en América. Ministerio de Educación Cultura y Deportes, Agencia Española de Cooperación Internacional y Testimonio Compañía Editorial, Madrid.

– (en prensa) “Los códices mesoamericanos como fuente para el conocimiento de la Historia Prehispánica y Colonial del México Central”. Actas del I Simposio Europeo Complutense sobre Códices del Centro de México.

CÓDICE BORBÓNICO (1974) Codex Borbonicus. Edición facsímil. Volumen de comentario por Karl Anton Nowotny y Estudio Codicológico de Jacqueline Durand-Forest. Akademische Druck- u. Verlagsanstalt, Graz.

CÓDICE BORGIA (1976) Codex Borgia. Edición facsímil. Volumen de Comentario por Karl Anton Nowotny. Akademische Druck- u. Verlagsanstalt, Graz.

CÓDICE FLORENTINO (1979) Edición facsímil. 3 volúmenes. Archivo General de la Nación, México.

CÓDICE MAGLIABECHIANO (1970) Codex Magliabechiano. Edición facsímil. Einleitung Summary und Resumen Ferdinand Anders, Akademische Druck- u. Verlagsanstalt, Graz.

CÓDICE TELLERIANO-REMENSIS (1995) Codex Telleriano-Remensis. Ritual, Divination, and History in a Pictorial Aztec Manuscript. Edición de Eloise Quiñones Keber. University of Texas Press, Austin.

CÓDICE TUDELA (2002) Códice Tudela. Edición facsímil. Estudio de Juan José Batalla Rosado. Ministerio de Educación Cultura y Deportes, Agencia Española de Cooperación Internacional y Testimonio Compañía Editorial, Madrid.

CÓDICE VATICANO A (1979) Codex Vaticanus 3738 (“Cod. Vat. A”, “Cod. Rios”). Edición facsímil. Akademische Druck- u. Verlagsanstalt, Graz.

LEÓN-PORTILLA, Miguel (1958) Ritos, sacerdotes y atavíos de los dioses. Fuentes Indígenas de la Cultura Náhuatl. Textos de los Informantes de Sahagún: 1. UNAM, México.

NOGUERA, Eduardo (1929) “Los altares de sacrificio de Tizatlan, Tlaxcala”. Ruinas de Tizatlan, Tlaxcala: 25-64. Talleres Gráficos de la Nación, México.

OLIVIER, Guilhem (2004) Tezcatlipoca. Burlas y metamorfosis de un dios azteca. FCE, México.

PRIMEROS MEMORIALES (1993) Primeros Memoriales by Fray Bernardino de Sahagún. Edición facsímil. University of Oklahoma Press, Norman.

MOLINA, Fray Alonso de (1977) Vocabulario en Lengua Castellana y Mexicana y Mexicana y Castellana. Porrúa, México.

NICHOLSON, Henri B. (1988) “The iconography of the Deity Representations in Fray Bernardino de Sahagun’s Primeros Memoriales; Huitzilopochtli and Chalchiuhtlicue”. The Work of Bernardino de Sahagún. Pionner Ethnographer of Sixteenth Century Aztec Mexico: 229-253. The University at Albany, New York.

SAHAGÚN, fray Bernardino de (1982) Historia General de las cosas de Nueva España. Colección “Sepan Cuantos …”. Editorial Porrúa, México.

SIMÉON, Rémi (1988) Diccionario de la Lengua Náhuatl o Mexicana. Siglo XXI, México.

SPRANZ, Bodo (1973) Los dioses en los códices mexicanos del Grupo Borgia. FCE, México.

SULLIVAN, Thelma D. (1997) Primeros Memoriales. Paleography of Nahuatl Text and English Translation. University of Oklahoma Press, Norman.

VIÉ-WOHRER, Anne-Marie (1999) Xipe Totec. Notre Seigneur l’Écorché. Étude glyphique d’un dieu aztèque. 2 volúmenes. Centre Français d’Etudes Mexicaines et Centraméricaines, México.

Nota traducida por Xotlatzin >
el 28 de noviembre de 2007.

Viendo mis espirales

March 12, 2008

.

Xotlatzin >
12 de marzo de 2008

El insecto más letal

March 11, 2008


Pregunta de diciembre de 2005 (hecha por la escuela primaria Claygate, escogida y contestada por Eleanor Wake).

¿Cuál fue el insecto más letal en México en tiempos prehispánicos?



Nota tomada de (y traducida para) Mexicolore.

La araña “tequani tocatl” (Códice Florentino, libro 11).

Las descripciones de insectos proporcionadas por los informantes de Fray Bernardino de Sahagún señalan una araña pequeña y negra con un abdomen rojo-chile como la más letal. Su nombre náhuatl es simplemente “tequani tocatl” (araña venenosa), aunque algunas veces es conocida como “tzintlatlauhqui” (negra con puntos rojos). Una especie que vive en el “país frío”, es decir en las tierras elevadas y templadas, su picadura produce tal dolor que su víctima se revuelca. Estamos seguros que el veneno de la araña no mataría a un hombre, pero el dolor ardiente es incurable. “Corazón y cuerpo arden. El picado sale gritando, como si lo siguieran quemando”. (Códice Florentino, Libro 11).

Aliviando el dolor del veneno arácnido (Códice Florentino, Libro 11).

Los doctores aztecas intentaban calmar el dolor chupando la picadura (para remover el veneno) así como sobando y bañando al paciente. Si el picado tenía dificultades respiratorias le daban una bebida (alcohólica) fermentada extraída de la penca del maguey llamada “octli” (pulque). No obstante que los aztecas tenían consciencia del peligro que la araña representaba, ellos usaban el veneno como un ungüento externo que aplicaban como cura medicinal directamente sobre pústulas cutáneas y en las articulaciones hinchadas causadas por la gota para contrarrestar el dolor.

Un encuentro con el escarabajo “pinauiztli” (Códice Florentino, Libro 11).

El segundo insecto más mortal era el escarabajo anaranjado-rojizo “pinauiztli”, literalmente el escarabajo “avergüenzo a alguien”. El padre Sahagún lo describió como una clase de cucaracha del tamaño de un ratón pequeño. Lo conocemos mejor como mayate o “escarabajos de mayo” (género Melolontha, familia Scarabaeidae). Aunque no son venenosos, eran mortales porque su presencia se interpretaba como un agüero de la muerte. Al encontrarse con un pinauiztli, la gente creía que algo vergonzoso los afligiría, y que tal vez llegarían a perecer en consecuencia. Si el escarabajo entraba en la casa de alguien, era una señal que se aproximaba la enfermedad o de que habría un encuentro con una persona mala que los haría apenarse. Para saber lo que les esperaba, pintaban una cruz en el suelo, la cual representaba los cuatro puntos cardinales, ponían al escarabajo en el centro y si el insecto se movía con dirección al norte, la dirección del Reino de la Muerte o Mictlán, entonces sabían que morirían, si se movía en cualquier otra dirección lo interpretaban como que el motivo de su aparición sería menos severa. Otra forma de adivinar las consecuencias del encuentro con el escarabajo era amarrarlo con un cabello y colgarlo durante la noche, si había desaparecido al amanecer entonces sabían que lo peor estaba por venir (Códice Florentino, Libro 5).

El escarabajo “pinauiztli” representado en una manta ritual para realizar ceremonias relacionadas con el Señor de la Muerte (Códice Magliabechiano).



Melolontha Scarabaeidae; foto tomada de Wikipedia.

Es claro que entre la gente común, la presencia indeseada del insecto era considerada como un presagio más que como una superstición; su apariencia repulsiva, por ejemplo en los Códices Tudela, se asocia también con la acción de avergonzar o insultar. Se entiende el papel que los escarabajos tenían entre los artefactos rituales del tonalamatl (calendario sagrado de 260 días), al leer una pequeña anotación en español sobre tal documento, pero también con los informantes de Sahagún; así pues, una persona nacida bajo el signo uno venado sería un guerrero bravo y valiente del rango de los jefes: “Nada lo derrotará; no vivirá humillado, de ninguna parte huirá durante la batalla” (Códice Florentino, Libro 4). Podríamos deducir entonces que entre los pronósticos fatales que traía la presencia del “pinauiztli” era la muerte cobarde en pleno combate, algo vergonzoso no sólo para la familia guerrera, pero posiblemente también para el ejército azteca. Por lo que para el guerrero azteca el encuentro con un escarabajo debió de ser aún más pavoroso que el encuentro con la pequeña araña “tequani tocatl”.

El escarabajo “pinauiztli” dibujado en una manta ritual (Códice Tudela).

Las fuentes no explican el por qué el escarabajo “pinauiztli” era considerado un agüero de muerte cobarde, pero al igual que con la mayoría de las metáforas, los aztecas se valían de diversos animales para describirse a sí mismos, tal vez el comportamiento del escarabajo explique su metáfora, ya que el insecto, al confrontar a una persona lo hace volando directamente a la cabeza del atacado a la vez que le zumba; en otras palabras, como los valientes guerreros aztecas, el “pinauiztli” nunca se retiraba tampoco, el cobarde sería aquel que tratara de huir de la agresión.

El escarabajo “pinauiztli” entre los artefactos rituales asociados con el día uno venado.

Referencias

  • Codex Borbonicus. Graz: Akademische Druck- und Verlagsanstalt, 1974 (facsimile).
  • Codex Magliabechiano. The Book of the Life of the Ancient Mexicans. Reproduced in facsimile with introduction, translation and commentary by Zeila Nuttall, 1903. Berkeley: University of California Press, 1983.
  • Codex Tudela. José Tudela de la Orden (ed.), Códice Tudela. Madrid: Ediciones Cultura Hispánica, 1980 (facsimile).
  • Florentine Codex. A.J.O. Anderson and C.E. Dibble, Fray Bernardino de Sahagún. Florentine Codex. General History of the Things of New Spain. Salt Lake City: The University of Utah Press, 1953-1982 (12 vols.)
  • Florentine Codex. Ms 218-20 of the Palatine Collection, Biblioteca Medicea Laurenziana, Florence, published in facsimile by the Archivo General de la Nación, México, 1982.
  • Fray Bernardino de Sahagún, Historia de las cosas de Nueva España, Angel María Garibay K. (ed.). México: Porrúa, (4 vols.), 1981.


Nota traducida por Xotlatzin >
el 28 de noviembre de 2007.

¡Altazor, prenderé tu estrella!

March 11, 2008

Me muevo y vuelo,

me visto de primaveras cada trece años,

retorno gozando el tiempo que dura mi espiral en sus giros,

nunca estoy en el mismo sitio,

crece de a poco la perspectiva,

cada vez se curva más el horizonte si veo sobre el punto de donde he partido,

presiento que cerraré la línea con el último de mis ciclos.

Caeré en picada para liquidar mi ascendente

tocando el plano en que había nacido,

se medirán los metros de donde morí a donde fui parido,

nadie pensará en altitudes,

ni en dónde se atoró Altazor con la estrella apagada,

la que se prenderá con mi muerte, por ser tal mi último desvarío.

Xotlatzin >< :>

lunes 10 de marzo de 2008; 20:52 hrs.


De Vicente Huidobro: Altazor en formato pdf.

Dos poetas, dos reflejos

March 10, 2008

Espejo

(Sergio Mondragón)

Yo repito mis gestos

día con día.

El desafío del espejo

lo recojo:

sólo un agua natural y primitiva me responde:

es Narciso en la escalera

es el lirio de los años que desfilan

y repito y repito y froto

a ver si la luz estalla

y quiebra este espejo estéril y empañado.

Mondragón, Sergio, 1969, El Aprendiz de brujo: México, D. F., Siglo XXI.

Autodefensa

(Elías Nandino)

Un día,

la voz de la conciencia

me laceraba tanto

que, desesperado,

me coloqué

frente al espejo

y discutí…

(Salí absuelto

y los dos terminamos

llorando…)


Nandino, E., 2000, Juntando mis pasos: México, D.F., ALDUS, S.A., 87 p.

Xotlatzin >
lunes 10 de marzo de 2008; 11:24