Visitas matutinas

Esos tipos no me dejan en paz, sí, gozo con su presencia,

pero todo tiene un límite.

Esta mañana llegaron muy temprano,

me levantaron y Caya apretó las labios en señal de molestia.

-¡Saca tu pluma!; Ordenaron,

mientras escribía noté su complacencia.

Cada quién se dedicó a lo suyo:

Octavio abrió su revista,

Carlos se rascó un sobaco,

Jaime miraba el techo del cuarto,

y Federico permanecía inmóvil

con sus ojos desorbitados y su bigote abultado.

Vi el reloj y me disculpé con el pretexto de necesitar un baño.

-¡Volveremos!; Amenazaron.

-¡Tenemos cuentas pendientes, y van para largo!

Oí sus risas mojarse entre zumbidos cercanos,

por mis tobillos escurría el letargo,

me sobresalté al saber que no era ya tan temprano.

Xotlatzin :>

Jueves 12 de Julio de 2007

07:01 hrs.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: