Nietzsche lo sabía

Me desperezo y pinto mis estrategias, las camino, me gusta cansarme, vuelvo casi siempre norteado, me sorprendo gozando de mis extravíos, reposo y me envuelve el señor de la bella noche mientras leo susurros de sabios que se desprenden de las quebradizas páginas amarillentas, gracias a la magia de mis ojos y de sus letras.

Mis vellosidades se han vuelto amarillas y algunas canas, oigo alarmas de amigos de hace décadas que me alertan de la amada juventud que se nos escapa.

Me desperezo y pinto mis estrategias: -¡Ajá, lo sabía! Veo una ruta clarísima, cada mañana es la adolescencia de un ciclo más corto, entusiasmado salgo muy de mañana, descubro a los viejos infragantis llenándose de la niñez de cada día; se saben descubiertos y sonríen dándome la bienvenida al grupo con sabiduría.

Quiero caminar cada adolescencia de cada día, cada primavera de cada año, mientras gozo del bello verano de mi vida.

Se repiten los ciclos pequeños en ciclos clonados y magnificados, del pulso temporal infinitamente corto al infinitamente largo, y luego y antes, todo se repite infinitamente en un gran eco eterno de tiempo. Aquí está la maravilla, el tiempo también es fractal. Nietzsche lo sabía.

Xotlatzin >< :>

Sábado 22 de diciembre de 2007; 12:30 hrs.

(fecha maya) 12.19.14.16.14

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: